Oxford Languages and Google

Google’s English dictionary is provided by Oxford Languages.

 

Oxford Languages is the world’s leading dictionary publisher, with over 150 years of experience creating and delivering authoritative dictionaries globally in more than 50 languages.

Oxford’s English dictionaries are widely regarded as the world’s most authoritative sources on current English.

This dictionary is regularly updated with evidence from one of the world’s largest lexical research programmes, and features over 350,000 words and phrases.

The coverage spans forms of the English language from across the English-speaking world. British English and American English are only two of the many individual varieties of the language that share a common lexical core but develop their own unique vocabularies. In addition to British and American English, our dictionary documents many further varieties, including forms spoken in Australia, Canada, India, South Africa, Ireland, Nigeria, the Philippines, and the West Indies.
At Oxford Languages, we are committed to an evidence-based approach to creating dictionaries in order to provide the most accurate picture of a language.

The evidence we use to create our English dictionaries comes from real-life examples of spoken and written language, gathered through a series of corpora that continuously monitor language development. The corpora, which collect these examples from a variety of language sources, are curated by the Oxford Languages team and enable us to analyse the ways words are used in context by people all around the world.

Our lexicographers analyse genuine uses of words collected from these sources to determine a word’s definition, spelling, and grammatical behaviour, and to offer guidance on a word’s use based on this research. The team uses this process to identify new words and senses as they come into use.

This evidence-based approach to creating a dictionary is known as descriptive lexicography. Our dictionaries aim to describe the way languages are and have been used by people around the world, rather than attempting to prescribe the way a language should be used.

We apply stringent quality checks to all dictionaries produced or acquired by our expert team so our users can feel confident in our ability to accurately and meaningfully represent their language.
The role of a descriptive dictionary is to record the existence and meaning of all words in a language, and to clearly identify their status. We include vulgar or offensive words in our dictionaries because such terms are a part of a language’s lexicon. However, we label in our dictionaries words that fit into these categories to reflect their vulgar or offensive status and usage in the language.

We monitor how offensive language changes over time and integrate the changes we observe into our dictionaries to reflect real-life usage. Any changes that are made to our dictionaries are based on empirical evidence collected and analysed through our language research programme.

We are always grateful when users inform us of cases they believe do not meet our rigorous quality standards, whether due to changing cultural sensitivities or for other reasons.
In our mission to accurately and comprehensively document all words in a language’s lexicon, we record and describe real-life language usage in all of its forms – including slang and regional dialects.

All slang terms and vocabulary from different regions and dialects are clearly labelled in our dictionary entries, so that users can be confident in a word’s language status and typical usage.

As is the case for all of our dictionary entries, any changes or additions must be the subject of sufficient evidence, and all entries, including those documenting slang and regional dialects, are subject to regular review and updates as appropriate.
Example sentences are real-life examples selected to help people understand words in the context in which they are commonly used. These sentences do not replace our definitions but give additional context.

Our expert team of lexicographers pull all of our descriptive example sentences from real-life sources collected in our multi-billion-word corpora.

The team analyses evidence to select example sentences that present a word in the typical grammatical and semantic context without distracting from the essential information the definition conveys.

We do our best to eliminate example sentences that contain factually incorrect, prejudiced, or offensive statements from real-life sources and always welcome feedback on specific cases you feel do not meet our rigorous quality standards so that we can review and update our dictionaries.

Find out how Oxford Languages is responding to user feedback ⟶

 

If you would like to get in touch about a specific dictionary entry, please complete the form below.

Español

 

El diccionario de inglés de Google es proporcionado por Oxford Languages.

 

Oxford Languages es la editorial líder mundial en el ámbito de la publicación lexicográfica, y cuenta con más de 150 años de experiencia en la creación y distribución a escala mundial de diccionarios de gran prestigio en más de 50 lenguas.

Los diccionarios de inglés de Oxford están ampliamente considerados como las fuentes del inglés actual más fidedignas del mundo.

Este diccionario se actualiza con regularidad partiendo de testimonios del uso real de la lengua obtenidos a través de uno de los mayores programas de investigación léxica del mundo, y recoge más de 350.000 palabras y expresiones.

Su contenido abarca formas de la lengua inglesa de todo el mundo angloparlante. El inglés británico y el inglés americano son solo dos de las muchas variedades de esta lengua que, aun compartiendo un léxico común, desarrollan sus propios vocabularios. Además del inglés británico y el americano, nuestro diccionario documenta muchas otras variedades, incluyendo las que se hablan en Australia, Canadá, la India, Sudáfrica, Irlanda, Nigeria, Filipinas y las Antillas.
A la hora de crear nuestros diccionarios, en Oxford Languages adoptamos un enfoque basado en testimonios de uso real que permiten describir una lengua de la forma más precisa posible.

Así, buscamos los indicios para crear los diccionarios de inglés en ejemplos de la lengua hablada y escrita extraídos de la vida real y recopilados en una serie de corpus que hacen posible un seguimiento continuado de la evolución del idioma. Los corpus, que recogen ejemplos procedentes de fuentes lingüísticas diversas, son compilados y actualizados por el equipo de Oxford Languages, y nos permiten analizar la forma en la que personas de todo el mundo utilizan las palabras en su contexto.

Nuestros lexicógrafos analizan usos genuinos del léxico recogidos a partir de esas fuentes con el fin de determinar la definición de las palabras, su ortografía y sus patrones gramaticales, y poder ofrecer así orientación sobre su uso. Se trata de un proceso que se aplica sistemáticamente a la identificación de nuevos términos y acepciones a medida que empiezan a utilizarse.

Este enfoque basado en el uso real de la lengua para crear un diccionario se conoce como lexicografía descriptiva. Nuestros diccionarios están concebidos como una descripción del modo en el que las lenguas son y han sido utilizadas por personas de todo el mundo, y no como un intento de prescribir el modo en el que deben utilizarse.

Para que los usuarios puedan tener plena confianza en nuestra capacidad de representar su lengua de forma precisa y coherente, llevamos a cabo rigurosos controles de calidad de todos los diccionarios creados o adquiridos por nuestro equipo de expertos.
La función de un diccionario descriptivo consiste en dejar constancia de la existencia y el significado de la totalidad de las palabras de una lengua, así como identificar claramente su registro, es decir, su estatus. Incluimos términos vulgares y ofensivos en nuestros diccionarios porque forman parte del léxico de la lengua. Sin embargo, las palabras que entran dentro de dichas categorías aparecen debidamente etiquetadas para marcar su registro vulgar u ofensivo, y también su uso dentro de la lengua.

Observamos la evolución del lenguaje ofensivo a lo largo del tiempo, e integramos los cambios observados en nuestros diccionarios para que estos reflejen el uso en la vida real. Todos los cambios se efectúan a partir de testimonios empíricos recogidos y analizados a través de nuestro programa de investigación del lenguaje.

Agradecemos en todo momento a nuestros usuarios que nos informen de aquellos casos en los que crean que no se cumplen nuestros rigurosos estándares de calidad, ya sea debido a las cambiantes sensibilidades culturales o a cualquier otro motivo.
Al abordar nuestro cometido de documentar de manera precisa y exhaustiva todas las palabras del léxico de una lengua, registramos y describimos el uso real en todas sus formas, lo cual incluye el argot y los dialectos regionales.

En las entradas de nuestros diccionarios, tanto los términos del argot como las variantes regionales y dialectales aparecen claramente etiquetados para que el usuario tenga la certeza de cuál es el registro lingüístico de una palabra, y cuáles son sus usos más característicos.

Al igual que ocurre con el resto de las entradas de nuestros diccionarios, todo cambio o adición debe verse respaldado por indicios suficientes, y todas las entradas, incluidas aquellas que documentan el argot y los dialectos regionales, están sujetas a las pertinentes revisiones y actualizaciones periódicas.
Estas frases son ejemplos de la vida real seleccionados para ayudar a entender las palabras en el contexto en el que se utilizan habitualmente. No reemplazan a las definiciones, sino que aportan un contexto adicional a las mismas.

Nuestro experto equipo de lexicógrafos extrae todos los ejemplos descriptivos de las fuentes de la vida real representadas en nuestros corpus de miles de millones de palabras.

El equipo analiza las muestras lingüísticas para seleccionar frases de ejemplo que presenten la palabra en el contexto gramatical y semántico más característico, sin distraer la atención de la información esencial ofrecida por la definición.

Todas las frases provienen por tanto de la vida real, y hacemos todo lo posible por eliminar aquellas cuyo contenido sea incorrecto en lo que a los hechos se refiere, así como aquellas que reflejen prejuicios o resulten ofensivas, y siempre agradecemos comentarios referidos a casos concretos en los que los usuarios crean que no se cumplen nuestros rigurosos estándares de calidad, y por consiguiente es necesaria una revisión o actualización.

Descubre qué respuestas ha dado Oxford Languages a los comentarios de otros usuarios ⟶

 

Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación con una entrada concreta del diccionario, te agradeceremos que completes el formulario que figura a continuación.